Menu
LAS REUNIONES "SUPUESTAMENTE PACIFICADORAS

LAS REUNIONES "SUPUESTAMENTE PACIFICADORAS

Las "Reuniones" supuestamente pacificadoras Todas las entrevis...

FELIZ RAMADÁN

FELIZ RAMADÁN

FELIZ MES DE RAMADÁN  Feliz mes de Ramadán ...

CONFLICTOS EN EL SUR DE LIBIA

CONFLICTOS EN EL SUR DE LIBIA

Conflictos en el sur de Libia Tras leer múltiples informa...

FRANCIA ATACA LIBIA DESDE CHAD

FRANCIA ATACA LIBIA DESDE CHAD

Francia ataca Libia desde Chad Información enviada desde ...

LA SITUACIÓN EN TRÍPOLI EMPEORA

LA SITUACIÓN EN TRÍPOLI EMPEORA

La situacion en Trípoli empeora       &nbs...

LOS LIBIOS Y SU LIBIA

LOS LIBIOS Y SU LIBIA

Los libios y su Libia   Las tribus, los Consejos sociales,...

AYUDA A LOS LIBIOS DESTERRADOS DE TAWERGA

AYUDA A LOS LIBIOS DESTERRADOS DE TAWERGA

Ayuda a los libios desterrados de Tawerga   Los libios que...

OCCIDENTE, UN MUNDO ENFERMO

OCCIDENTE, UN MUNDO ENFERMO

Occidente, un mundo enfermo No escuches las melosas palabras d...

¿QUIÉN ATACA A QUIÉN?

¿QUIÉN ATACA A QUIÉN?

¿Quién ataca a quién? Durante la mayor pa...

LIBIOS DE TAWERGA DESTERRADOS Y MALTRATADOS POR LOS INVASORES

LIBIOS DE TAWERGA DESTERRADOS Y MALTRATADOS POR LOS INVASORES

Los Libios de Tawerga desterrados y maltratados por los invasores...

Prev Next

NUESTRA RESPONSABILIDAD

Nuestra responsabilidad

Estaba en una tertulia hablando con personas intelectualmente formadas, con edad suficiente para tener memoria histórica de la evolución de la política, las modas, los medios y la vida en general, personas que han viajado, es decir personas que podrían tener una visión más o menos real de lo que está ocurriendo en el mundo.

Me mantuve al margen de la conversación para poder escuchar atentamente sus intervenciones, el hilo de sus pensamientos, sus enfoques y sus opiniones sobre la situación política/económica actual.

Mi sorpresa es, cada día mayor, al comprobar que juzgamos los hechos locales, del momento, sin lograr ni imaginar la realidad desde una perspectiva exterior. Los “istmos”, y las informaciones de los grandes medios han absorbido completamente sus mentes, aunque crean que están informados.

Hace ya más de quince años, estando en Andalucía, en un restaurante, cenando con un grupo de personas, recuerdo que una maestra comentó que le hacía mucha ilusión conocer Barcelona pero le daba un poco de miedo visitarla porque allí no se hablaba el castellano y tenía miedo de tener problemas o ser rechazada. Sin embargo hace solo un mes estuve en Barcelona, cogí un taxi en el aeropuerto, recorrí la ciudad, entré en múltiples comercios, comí y cené en restaurantes, hablé con amigos y conocidos y TODO lo hice comunicándome siempre en castellano sin que absolutamente nadie me pusiera ninguna pega ni mala cara sino todo lo contrario.
Creo sinceramente que más del 90% de la gente vive la vida pensando en su familia, amigos, diversión, preocupaciones familiares o personales, formándose, viajando, intentando realizar sus sueños,..Para este 90% de la población, lo más importante no es el separatismo, ni los “istmos” con los que los medios intentan dividir el país y la población. El problema es que tras tantos años de alimentar una idea, de que la gente vaya creando una imagen distorsionada de la realidad alimentada por los medios, entonces esta gente va actuando de acuerdo a esta idea creada paulatinamente y algo totalmente irreal y falso se termina convirtiendo en un a verdad que nunca favorece ni ayuda a este 90% de la gente que son los que realmente importan y para los que se debería mover la política y la economía.

Obviamente “toda buena mentira parte de una verdad”, es decir, sabemos que hay cosas que necesitan cambiar, mejoras que hacer. Pero nunca de la forma que los medios y los políticos quieren mover a este 90%.

Cuando EEUU, Francia e Inglaterra a través de Naciones Unidas organizaron la invasión a Libia en Febrero del 2011, no se veía así desde dentro. Hubo muchas personas que murieron porque se encontraron envueltas en algo que ni imaginaron al salir a manifestarse pacíficamente para reivindicar mejoras.
En Libia hay un grupo étnico al que se le denomina berber a pesar de que a ellos no les gusta porque son Amazigh, posiblemente son los habitantes más antiguos de Libia, antes que los árabes y otras etnias que fueron entrando en Libia. Los Amazigh tenían muchas reivindicaciones que hacer y estaban siempre acudiendo al gobierno con sus quejas. De repente y por arte de magia este grupo étnico pacífico, familiar y apolítico se levantó simultáneamente que las manifestaciones de Benghazi. Ninguno de ellos se dio cuenta del juego, por la sencilla razón de que la manifestación tenía razones reales para protestar, con la “pequeña diferencia” que surgieron armas y agresiones por arte de magia y murieron muchos de ellos. Un amigo mío amazigh era un encanto de persona, formado, hablaba varios idiomas perfectamente, era una persona dulce y cariñosa, tranquilo y abierto y sin embargo le dispararon al salir de su casa. ¿Quién? . Los estudiantes que se manifestaban en Benghazi, “casualmente” a la vez que los Amazigh, tenían reivindicaciones reales para protestar, pero ellos no llevaban armas, ni pretendían matar a nadie, eran simplemente jóvenes, sin embargo ellos no sabían ni podían imaginar que había más de 3000 mercenarios armados infiltrados que empezaron a disparar, entrar en los centros militares, puestos de la guardia civil, bancos, disparaban a estudiantes etc. La vivencia real de las personas inmersas en la situación es de hechos sucesivos que intentan explicar mediante lo que tienen alrededor y no podían ni imaginar que todo aquello está siendo movido desde fuera con una meta muy distinta. Porque realmente cada hecho tenía una explicación local con una base real reivindicativa.
Si a aquellas personas alguien les decía que todo aquello estaba siendo organizado desde hacía años con el objetivo de destruir la Jamahiriyah, seguro que hubieran pensado que era un absurdo porque ellos estaban viviendo una realidad con una sucesión de acontecimientos. Tuvieron que pasar días para que la gente empezara a darse cuenta que aquello no era normal, que había muchas cosas que no cuadraban.
La OTAN bombardeó las comunicaciones entre el este y el oeste de Libia para que la gente no pudiera hablar con sus familiares y darse cuenta del engaño. 
Sin embargo los medios de comunicación, aún ahora, nos están dando versiones rocambolescas de lo ocurrido por lo que la mayor parte de la población occidental no puede ni imaginarse  la realidad de lo que ha pasado en Libia o en Siria, o en Túnez o en Egipto, o en Mali o en Níger o en Chad o en tantos y tantos países donde nos venden que este 90% de la población que vive tranquilamente sus vidas, se están sublevando o se han vuelto locos y matan o cualquier otra barbaridad.

Cuando comprendí y pude comprobar claramente la gravedad de la gran manipulación sobre la que vivimos mediante los grandes medios de comunicación fue cuando fui a la Libia en Mayo del 2011 como observadora para ver cómo era posible que hubiera pasado aquello en Libia cuando yo a principios de febrero del 2011 estaba en Libia y no vi ni respiré agresividad, ni enfado, ni nada de lo que nos estaban contando, sino todo lo contrario porque Libia estaba viviendo su mejor momento de la historia. Naciones Unidas mandó a la OTAN a bombardear y destruir Libia alegando cinco razones. Yo personalmente fui a comprobarlas y a pesar de que pensaba que eran imposibles, me impresionó comprobar que eran totalmente falsas por todo lo que ello implicaba y significaba. Recuerdo haber ido a un barrio de Trípoli donde Naciones Unidas decía que “Gadafi” estaba bombardeando a su propio pueblo, pregunté a las gentes de la zona en un mercado de frutas al aire libre donde las familias estaban comprando, algunos dijeron que habían escuchado en la TV lo que se decía y pensaron que debía ser una equivocación, otros decían que no lo entendían y que desde luego allí no había pasado absolutamente nada. No se trataba solo de una mentira, sino de que Naciones Unidas basándose en unos hechos falsos fácilmente comprobables estaba bombardeando el país durante 8 meses, cada día, destruyendo electricidad, comunicaciones, hospitales, colegios, centro militares, etc. Y lo que fue aún más impactante fue comprobar que los aviones de la OTAN trabajaban en equipo con unos grupos de personas extranjeras, con barba,  que iban muy armados con coches nuevos, que entraban en las ciudades apoyados por los aviones de la OTAN, cogían a algunas personas, las degollaban y descuartizaban en la plaza central y tomaban la ciudad mientras, obviamente la gente huía o se escondía como podía aterrorizados. Estos grupos de mercenarios que gritaban “Allahu Akbar” cuando mataban, son los que los medios empezaron a llamar “Alqaeda, luego ISIS y muchos otros nombres.
Me encontré con una realidad que no tenía que ver absolutamente nada con lo que nos decían los grandes medios. Si luego pensamos en lo que las personas que vivían aquellas situaciones podían pensar, veríamos que lo último que se les ocurría era que estaban frente a una invasión que todo era un gran montaje. Porque las personas ven los hechos que están viviendo, la sucesión de acontecimientos, sus repercusiones, las respuestas reales a aquellos hechos y todo aquello ocurre frente a ellos y obviamente cada hecho real no es controlable desde fuera y precisamente esto es lo que la gente no puede comprender. Cada hecho produce una respuesta local, real y no controlada desde fuera aunque sí posiblemente prevista y/o deseada.

Todos estos hechos y muchísimos más con los que podría llenar cientos de páginas me han abierto los ojos a una realidad que no tiene nada que ver con lo que nos parece vivir en el día a día. Ahora comprendo algo que se me escapaba a mi comprensión como:
¿Cómo es posible que estemos gobernados por mindunguis de este calibre habiendo personas inteligentes y formadas realmente?
¿Cómo es posible que el 90% de la población no se dé cuenta que no ha elegido a las personas que se supone que son nuestros empleados para administrar el país del 100% de la población?
¿Cómo es posible que los que cobran estos sueldazos para administrar nuestro país parezca que son nuestros enemigos, cuando nosotros somos los que le pagamos?.
¿Cómo es posible que estemos tan bien informados del día a día de los jugadores de football en los informativos diarios de los medios y sin embargo no sepamos las cantidades inimaginables de nuestro dinero que están gastando agrediendo países como Libia, Siria, Afganistán,…?

Leonor Massanet
junio de 2016


Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top

SECCIONES

INFORMACIÓN DE INTERÉS

  • Capital: Trípoli
  • Código del país   +218
  • Lengua oficial   árabe
  • Moneda: Dinar libio (LYD) 
  • 1LYD = 0,67 € (NOV 2015)
  • Hora: Greenwich+2
  • Área: 1.775.500 Km2

NOSOTROS

SOCIAL

Subscripción Boletín