Menu
LAS REUNIONES "SUPUESTAMENTE PACIFICADORAS

LAS REUNIONES "SUPUESTAMENTE PACIFICADORAS

Las "Reuniones" supuestamente pacificadoras Todas las entrevis...

FELIZ RAMADÁN

FELIZ RAMADÁN

FELIZ MES DE RAMADÁN  Feliz mes de Ramadán ...

CONFLICTOS EN EL SUR DE LIBIA

CONFLICTOS EN EL SUR DE LIBIA

Conflictos en el sur de Libia Tras leer múltiples informa...

FRANCIA ATACA LIBIA DESDE CHAD

FRANCIA ATACA LIBIA DESDE CHAD

Francia ataca Libia desde Chad Información enviada desde ...

LA SITUACIÓN EN TRÍPOLI EMPEORA

LA SITUACIÓN EN TRÍPOLI EMPEORA

La situacion en Trípoli empeora       &nbs...

LOS LIBIOS Y SU LIBIA

LOS LIBIOS Y SU LIBIA

Los libios y su Libia   Las tribus, los Consejos sociales,...

AYUDA A LOS LIBIOS DESTERRADOS DE TAWERGA

AYUDA A LOS LIBIOS DESTERRADOS DE TAWERGA

Ayuda a los libios desterrados de Tawerga   Los libios que...

OCCIDENTE, UN MUNDO ENFERMO

OCCIDENTE, UN MUNDO ENFERMO

Occidente, un mundo enfermo No escuches las melosas palabras d...

¿QUIÉN ATACA A QUIÉN?

¿QUIÉN ATACA A QUIÉN?

¿Quién ataca a quién? Durante la mayor pa...

LIBIOS DE TAWERGA DESTERRADOS Y MALTRATADOS POR LOS INVASORES

LIBIOS DE TAWERGA DESTERRADOS Y MALTRATADOS POR LOS INVASORES

Los Libios de Tawerga desterrados y maltratados por los invasores...

Prev Next

HASTA DONDE LLEGA LA HOSPITALIDAD LIBIA

 
Este hombre con una sonrisa tan franca y agradable está cocinando para nosotros en su fuego móvil. Nos hizo unos macarrones deliciosos y nos antendió como un auténtico anfitrión en pleno Sahara libio cuando el día anterior no nos conocíamos.

 Estando en pleno Sahara a cientos de kilómetros del poblado más cercano, nos encontramos inmersos en una de las tormentas de arena más fuertes que he vivido. Cuando llegó el momento que no se veía más allá de donde termina el coche, nuestro amigo y guía, Osama Abubakr, se paró y dijo tranquilamente: "Bien, aquí esperaremos a que mejore el tiempo". Con la palabra "aquí" no sabíamos lo que quería decir porque no sabíamos donde estábamos. 

Dentro del coche hacía mucho calor y no podíamos abrir las ventanas porque la arena entraba y se clava en la piel como agujas. Tras un ratito dentro del coche Osama decidió refugiarse bajo el coche para descansar y estar algo más fresco y yo me puse una tela por encima y me alejé un poco del coche para alargarme en el suelo. Eva me siguió y nos quedamos juntas tendidas en el suelo cubiertas por la tela.

 
Estábamos relajadas, hablando tranquilamente sobre cosas que no recuerdo, solo recuerdo lo a gusto que estábamos aunque sentíamos la arena que se clavaba como agujas en el cuerpo. 
Cuando Osama nos llamó para decirnos que volviéramos porque la tormenta estaba amainando recuerdo que pensé que me habría quedado allí hablando con Eva mucho más tiempo. 
Entramos en el coche y entonces me hice consciente que tenía como una segunda piel de arena, se me había ido formando una capa de arena sobre la piel que había atravesado la tela que me cubría, sobre todo en la cabeza. 

Entonces Osama puso el coche en marcha y tras recorrer pocos metros el cambio de marchas o algo parecido se partió, dijeron que era debido a la arena que había entrado en el motor. Hasta entonces siempre Osama Y Mohamed habían resuelto todos los problemas mecánicos que les surgieron, pero en esta ocasión dijeron que no era posible resolver esta avería.
Tranquilamente y sin inmutarse Osama nos dijo que tomaríamos un té porque era la hora y mientras tanto Ibrahim iría a buscar ayuda. Al verlos tan relajados no le dimos ninguna importancia a la situación y disfrutamos del té, de la conversación, de la cena y de otro té hasta que tras unas cinco horas regresó Ibrahim en un camión porque había encontrado un campamento de petroleo. Esta es una de las múltiples situaciones que un europeo habría muerto si no hubiéramos estado con libios. 

Hemos recordado esta odisea muchas veces y sobre todo porque Ibrahim cada vez que lo cuenta aumenta el número de kilómetros que tuvo que caminar hasta encontrar el campamento y pedir ayuda. Incluso ha llegado a decir que no caminaba sino que corría. 

El conductor del camión ató con una cuerda nuestro coche a su camión y nos arrastró hasta el campamento para que pasáramos la noche y al día siguiente se convirtió en nuestro anfitrión ofreciéndonos desayuno y comida, parando cada pocos kilómetros mientras nos estiraba, por si queríamos agua o necesitábamos algo. Su amabilidad desinteresada, su hospitalidad me sorprendió mucho y sin embargo Osama e Ibrahin dijeron que era normal. 

 

Last modified onLunes, 23 November 2015 10:57

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top

SECCIONES

INFORMACIÓN DE INTERÉS

  • Capital: Trípoli
  • Código del país   +218
  • Lengua oficial   árabe
  • Moneda: Dinar libio (LYD) 
  • 1LYD = 0,67 € (NOV 2015)
  • Hora: Greenwich+2
  • Área: 1.775.500 Km2

NOSOTROS

SOCIAL

Subscripción Boletín